Las 60 mejores canciones de Michael Jackson

Michael Jackson nació el 29 de agosto de 1958. Con un talento único, ese carismático niño de Gary, Indiana tomó a todos por sorpresa y conquistó a un país entero junto a sus hermanos, para convertirse en el ejemplo perfecto de aquel sueño del que habló Martin Luther King en 1963. Es inevitable pensar que Michael nació para ser una estrella. Con una amplia discografía que contiene algunos de los éxitos más grandes y memorables del pop, Jackson llegó a convertirse en el Rey del Pop y en la estrella más brillante del panorama musical. Con motivo del que hubiera sido su 60 aniversario, enlistamos sus 60 mejores canciones:

60. “I Want to Be Where You Are”
Got to Be There, 1972

“I Want to Be Where You Are” fue lanzada el 2 de mayo de 1972 por los Jackson 5, como el tercer sencillo de su álbum de 1972, Got to Be There. Este fue el tercer tema que lograron ingresar al Top 40 en sus inicios con Motown y es ahora una de las canciones del grupo que más covers ha tenido, destacando aquellos realizados por Marvin Gaye, Fugees y Jason Weaver.

59. “Lovely One”
Triumph, 1980

Esta pieza de funk, coescrita por Michael con su hermano Randy, funcionó como el primer sencillo del decimoquinto material discográfico de los hermanos Jackson. Triumph fue lanzado en septiembre de 1980, justo después de que Michael tuviera una exitosa era con su quinto disco como solista, Off the Wall.

58. “Another Part of Me”
Sugar Daddy, 1971

Este track escrito y producido por él mismo, con la colaboración de Quincy, fue lanzado en 1988 como el sexto sencillo de Bad. La primera aparición de “Another Part of Me” ocurrió en 1986 como parte de Captain EO, película de ciencia ficción protagonizada por Michael, escrita por George Lucas y dirigida por Francis Ford Coppola.

57. “Sugar Daddy”
Sugar Daddy, 1971

“Sugar Daddy” fue compuesto por The Corporation, durante la estancia que la familia Jackson tuvo en Motown. En 1972, el sencillo se convirtió en un éxito más para los Jackson 5 llegando al Número Tres de la lista R&B y al Número Diez en la lista pop de Billboard. Este track acompañó a “Mama’s Pearl” y “Never Can Say Goodbye” como los grandes éxitos del quintento en menos de dos años.

56. “You Are Not Alone”
HIStory: Past, Present and Future, 1995

R. Kelly escribió esta canción inspirado en algunos problemas personales por los que se encontraba en aquel momento y decidió enviarle un demo a Michael, quien gustó de la canción en invitó a R. Kelly a grabarla. El video musical del tema incluye la participación de su entonces esposa, Lisa Marie Presley. “You Are Not Alone” posee el récord Guiness por ser la primera canción en debutar en la cima del Hot 100 de Billboard. Este es el último éxito Número Uno de Michael en Estados Unidos (hasta ahora).

55. “Rockin’ Robin”
Got to Be There, 1972

Escrita por Leon René bajo el seudónimo de Jimmie Thomas, “Rockin’ Robin” fue originalmente grabada por Bobby Day en 1958. Michael grabó su propia versión en 1972 para incluirla en su álbum debut Got to Be There. Alcanzó el Número Dos en el Hot 100 y en la lista de R&B en Billboard.

54. “I Just Can’t Stop Loving You”
Bad, 1987

Esta balada funcionó como el primer sencillo de Bad. Barbra Streisand y Whitney Houston estaban contempladas para cantar las partes femeninas de la pieza, pero ambas declinaron la invitación. Quincy Jones fue quien decidió incluir a Siedah Garrett. Este fue el primero de cinco sencillos Número Uno que Michael consiguió en la era de Bad.

53. “Love Never Felt So Good”
Dangerous, 1991

Primer sencillo del segundo álbum póstumo de Michael de 2014, Xscape. Esta canción fue reconstruida a partir de un demo —que sólo incluye la voz de MJ, chasquidos y un piano— que data de 1983, grabado por Jackson durante una sesión que tuvo con el cantante y actor canadiense, Paul Anka. Una de las versiones publicadas incluye a Justin Timberlake.

52. “Heal the World”
Dangerous, 1991

“Heal the World” fue lanzada en noviembre de 1992 como el quinto sencillo de Dangerous. En 2001, durante una conversación en Internet con algunos fanáticos, el Rey del Pop indicó que este track era la canción de la que estaba más orgulloso de haber creado. “No hay nada como una canción que inspira sin ser cursi. Es el ejemplo perfecto de usar el poder de la voz para hacer una diferencia en el mundo por medio de la música. Me encanta que parecía valorar su posición como entretenedor. Creía que no eres acreedor a una gran plataforma sólo para bailar y cantar. Tiene que haber algo más, y eso me inspira”, mencionó Ciara para Rolling Stone.

51. “Earth Song”
HIStory: Past, Present and Future, 1995

Este tema fue originalmente escrito por Michael para Dangerous, pero no fue incluido en el tracklist final. Casi cinco años después de su creación, se lanzó como el tercer sencillo de HIStory: Past, Present and Future. La producción estuvo a cargo de Jackson, David Foster y Bill Bottrell. “Es verdaderamente una canción redentora. Es un mensaje para aquellos que se encuentran cómodamente enajenados, algo que proviene de alguien que parecía tenerlo todo. Él, que lo tenía todo, ¿preocupado por la humanidad? Eso debería ponernos a todos en nuestro lugar”, comentó CeeLo Green para Rolling Stone en 2009.

50. “This Place Hotel”
Triumph, 1980

El futuro Rey del Pop incorporó el legado del Rey del Rock & Roll en esta versión que los Jackson hicieron a “Heartbreak Hotel”. Escrita por Michael, tiene poco en común con el clásico de Elvis Presley lanzado en 1956; es un ligero tema disco que toma el tema original en una dirección un tanto más oscura. Se convirtió en un hit que llegó al Número Dos de la lista R&B; después, alguien en la disquera cambió el título a “This Place Hotel”.

49. “Who’s Lovin’ You”
Diana Ross Presents the Jackson 5, 1969

“I Want You Back” era tan sólo un vistazo al futuro de Motown, mientras su lado b echaba una mirada al pasado del sello disquero. Este cover al incendiario tema de Smokey Robinson (que apareciera originalmente como un lado b para “Shop Around” de The Miracles, lanzado en 1960), era el fruto más dulce de la colaboración entre los Jackson 5 y el can- tante de R&B Bobby Taylor, quien los llevó a Motown y produjo algunos de sus primeros temas. Acompañado por The Funk Brothers, banda de Motown, Michael llega a la cima con su rango vocal, destrozando cada palabra en las descorazonadas letras de Robinson.

48. “Blood on the Dance Floor”
Blood on the Dance Floor: HIStory in the Mix, 1997

Esta toma descartada de la era Dangerous fue rescatada como el corte que daba título al álbum de remixes lanzado por Jackson en 1997. La ominosa canción tiene un origen igualmente escalofriante: Teddy Riley había faltado a una fiesta para trabajar en el track, y alguien había sido atacado con un arma en la pista de baile de la fiesta. No mencionó la tragedia a Jackson y cayó en shock cuando el cantante sugirió “Blood on the Dance Floor” como título. Jackson canta sobre una acosadora que lo amenaza con un cuchillo, otra de las tantas femme fatales para las cuales sexo y asesinato eran lo mismo.

47. “Will You Be There”
Dangerous, 1991

Incluso para los estándares brutalmente elevados de Jackson, el tema de Free Willy, cinta de 1993 –que también era el octavo sencillo de Dangerous–, fue una de sus más grandiosas grabaciones. Escribió “Will You Be There” sentado bajo un árbol de Neverland. El tema comienza con un largo preludio orquestal de Beethoven interpretado por la Orquesta de Cleveland, hilvanando hosannas de los Andraé Crouch Singers y llegando al clímax con un emotivo monólogo recitado. Es una canción góspel que da testimonio de un tema recurrente en su carera: Desde “I’ll Be There”, pasando por “Got to Be There”, hasta “Will You Be There”, dando cierre a una jornada que iba de la confianza sin límites al miedo y la soledad.

46. “In the Closet”
Dangerous, 1991

¿Escribió la canción más sensual de su carrera y la llamó “In the Closet”? El Michael Jackson de inicios de los años noventa era un maestro de los mensajes contradictorios. El productor Teddy Riley construyó un beat disonante que hizo de los susurros y lamentos pasionales de Jackson una pieza que encajaba perfectamente con la radio R&B (“Era simplemente increíble”, recordó el tecladista Brad Buxer, “casi atonal”). Originalmente concebida como un dueto con Madonna, “In the Closet” incluye un par de pasajes recitados por una “chica misteriosa” –la Princesa Estefanía de Mónaco– en la grabación, y Naomi Campbell estelariza el video.

45. “State of Shock”
Victory, 1984

La victoria más grande de los Jackson durante la deslucida etapa de Victory fue “State of Shock”, un dueto que llegó al Número Tres en las listas en la que Jackson y Mick Jagger se desplazaban en un territorio entre el rock guitarrístico y el pop. La canción estaba concebida originalmente como una colaboración con Freddie Mercury de Queen, pero cayó en manos de Jagger dada una incompatibilidad de horarios. “[Michael] tuvo a Mick cantando en diferentes escalas durante más de una hora para calentar”, dijo el ingeniero de sonido Bruce Swedien. “Mick no dudó. Para entonces, todos sabían lo bueno que era Michael. Si Michael Jackson te pide que calientes antes de empezar, lo haces… incluso si eres Mick Jagger”.

44. “Scream”
HIStory: Past, Present and Future, 1995

Jackson había llegado a un punto de ruptura tras haber sido acusado de abuso sexual. El resultado fue “Scream”, una de sus canciones más contestatarias, y la primera en la que decía “fuck”. Escrita con ayuda de su hermana Janet, llegó a la quinta posición del Hot 100, gracias a un extravagante video que ha sido calificado como el más caro de la historia. Pero no todo fueron malos ratos. “Me divertí mucho trabajando con mi hermana”, dijo en 1995. “Es como una reunión. Soy más cercano a Janet. Fue muy emotivo estar con ella”.

43. “Dancing Machine”
Dancing Machine, 1974

La estrella de los Jackson 5 se había opacado un tanto para 1974: Habían pasado ya tres años desde su último hit del Top 10. Así que el productor/coescritor Hal Davis tomó el riesgo de alejarlos del pop infantil y darles una canción totalmente disco con un efervescente sintetizador. Con ayuda del espectacular baile del robot que Michael hizo cuando la canción hizo su debut en Soul Train, “Dancing Machine” se convirtió en un enorme éxito crossover y apuntó a la dirección que el grupo seguiría desde ese momento. “Me encantó ‘Dancing Machine’, amé el ritmo y el sentimiento de la canción”, recordó Michael en Moonwalk.

42. “Jam”
Dangerous, 1991

En lo que respecta a los llamados a la paz con ritmo bailable, el track abridor de Dangerous es sorprendentemente tenso y fragmentado. El ritmo lleva el insigne sonido del productor Teddy Riley, pero Jackson fue el autor de la mayor parte. “Creo que me lo trajo en formato DAT y me dijo que habían algunas cosas que quería hacer, así que las hice”, recordó Riley. La voz de Jackson se toma su tiempo para integrarse a la mezcla, al tiempo que tartamudea en el coro como si su voz fuera desgarrada en girones. El momento más accesible de “Jam” es, podríamos afirmar, el verso de Heavy D, el rapero favorito de Jackson en ese tiempo. Tal como se esperaba, la canción se tambaleó en las listas pop, pero fue un hit del Top Five R&B.

41. “Farewell My Summer Love”
Farewell My Summer Love, 1984

En 1984, una grabación de Michael Jackson simplemente leyendo bien pudo haber llegado a las listas de popularidad. Totalmente consciente de ello, Motown lanzó un disco de material descartado de MJ. Farewell My Summer Love constaba de nueve temas de 1973, con arreglos adaptados a los años ochenta. “No es justo”, dijo Jackson. “No tuve control sobre la música”. El inocente track que da título al disco se convirtió en un hit del Top 10 británico. Muy adecuado para una canción sobre la soledad adolescente, la interpretación de Michael es un testimonio de su voz experimentando un cambio; incluso hay algunos dejos de su maduro poder.

40. “Can You Feel It”
Triumph, 1980

“Me llamaron a las tres de la mañana, era Michael Jackson”, dice Stephanie Spruill, coordinadora vocal que había reunido a un coro de 30 voces para “Can You Feel It” de los Jackson. “Me dijo: ‘Sé que te pedí que reunieras al coro… pero ahora necesito un coro de niños. Y quiero que sean de todas las razas, credos y colores’. Déjame contarte que, además, la sesión era en dos días”. Spruill, quien además canta las notas altas en el tema, lo logró. El coro fue insertado en tres tracks, creando el triunfante pasaje disco que, de acuerdo con Tito, definía a los Jackson. “Habla de lo que somos”, le dijo a Larry King. “Amor y paz y armonía para el mundo”.

39. “Blame It On the Boogie”
Destiny, 1978

Después de que Goin’ Places de los Jackson se desplomara en popularidad durante 1977, Michael Jackson fue al rescate de la banda, pero no se trataba del Michael que te imaginas. “Blame It” fue coescrita por Michael “Mick” Jackson, un barbado cantautor de Yorkshire que lanzó su propia versión de manera casi simultánea. Desde luego, no tenía oportunidad de vencer al Jackson del paraíso disco, pero no guarda ningún rencor. “El hecho de que la canción tuviera éxito hizo las cosas más fáciles para mí”, dijo Mick Jackson. “Y claro, los Jackson fueron totalmente aclamados”.

38. “Leave Me Alone”
Bad, 1987

¿Dormía Michael en una cámara hiperbárica? (“No creo haberle permitido a Michael tener esa cosa en la casa”, recordó su madre, Katherine). ¿Pagó un millón de dólares por los huesos del Hombre Elefante? (“¿Y para qué querría yo unos huesos?”, dijo Michael a Oprah). ¿Acaso tenía mascotas extrañas? (Freddie Mercury, de Queen, una vez le llamó a su manager para decirle: “Me tienes que sacar de aquí, estoy grabando con una llama”). Este ritmo funky era la respuesta que Jackson daba a los tabloides, propulsada por un duelo de teclados, sin mencionar el enfático solo de Michael a la Stevie Wonder, con toques de sintetizador.

37. “Goin’ Back to Indiana”
Third Album, 1970

“You can go back to bed, but i know where I’m going”, proclamó Jackson en Goin’ Back to Indiana, especial televisivo de 1971, antes de cantar el tema que daba nombre al programa. Incorporaba varios instrumentos de viento con un sabor funky, fue compuesto por The Corporation, y, además de los versos de Michael, en él se abría paso una parte soul rap de sus hermanos sobre su pueblo natal, Gary, aderezado por un “yeeaah” agudo en la voz de Michael. “Goin’ Back to Indiana” evocaba una sensación de nostalgia que suena extraña proviniendo de alguien tan joven. Después, escribió en Moonwalk: “Nuestros discos se habían convertido en hits en todo el mundo desde la última ocasión en la que vimos nuestro pueblo natal”.

36. “Say Say Say”
Pipes of Peace, 1983

Jackson y Paul McCartney coescribieron la afable pero urgente “Say Say Say” durante las mismas sesiones en las que crearon “The Girl Is Mine”, y la grabaron con George Martin en los Abbey Road Studios. Jackson recordaría más tarde que él y McCartney “compartían la misma idea de cómo debía funcionar una canción pop”. También agregó: “Hemos trabajado como iguales y nos hemos divertido mucho. Paul nunca tuvo que hacer mi trabajo”. El video de la canción incluye un cameo de LaToya, y fue filmado cerca de un terreno al norte de Santa Bárbara que Jackson había comprado y más tarde bautizaría como Neverland.

35. “We Are the World”
USA for Africa, 1985

“We Are the World” –la cual recaudó más de 60 millones de dólares para combatir el hambre en África y reunió a Bob Dylan y Ray Charles en el mismo lugar que Kenny Loggins y Cyndi Lauper– fue concebida por Harry Belafonte. Se convirtió en una sesión de una noche entera con 45 celebridades reunidas en el A&M Studio de Los Ángeles. Jackson escribió en colaboración con Lionel Richie durante semanas y mostró algunas de las líneas a su hermana Janet, cantándolas en la oscuridad para después escabullirse solo a un estudio de grabación. “No podía esperar”, dijo. “Entré [al estudio] y salí la misma noche con la canción terminada”. Jones les pidió a los reunidos que “dejaran su ego afuera” y un hit altruista nació.

34. “Enjoy Yourself”
The Jacksons, 1979

El primer sencillo lanzado por “The Jacksons” fue su primer tema fuera de Motown. Ron Alexenburg, quien los firmó con CBS, tenía sus ojos puestos en “sólo dos de los chicos” para levantar el proyecto: Los creadores de éxitos soul Kenny Gamble y Leon Huff. Junto con los Jackson, crearon este sencillo digno del Top 10, pero las sesiones dejaron otra indeleble impresión en Michael: “El sólo mirar a Huff tocar el piano mientras Gamble cantaba me enseñó más sobre la anatomía de una canción que cualquier otra cosa”, escribió.

33. “Get on the Floor”
Off the Wall, 1979

Quincy Jones dice que era un tema que había sido descartado de una sesión que hicieron junto al grupo de funk, The Brothers Johnson. Uno de los Brothers, el bajista Louis “Thunder Thumbs” Johnson, dice que se originó en un casete grabado en casa con ideas de bajo que tocó para Michael. De cualquier modo, la divertida colaboración era la canción más funk de Off the Wall. Aunque Louis Johnson tocaría en otros tres álbumes de Jackson, éste fue un clímax que jamás pudo repetir. “Lo que siempre atesoraré es la diversión y emoción de tocar en las sesiones para Off the Wall”, dijo Johnson. “Michael y todos riéndose, sabiendo que estábamos haciendo magia”.

32. “Mama’s Pearl”
Third album, 1970

The corporation, equipo de compositores de Motown, tuvo que bajar el tono de las letras en “Mama’s Pearl”, que originalmente llevaba el título “Guess Who’s Making Whoopie (With Your Girlfriend)”, para que Michael –entonces un prepúber– pudiera cantarla sin causar controversias entre los padres. Musicalmente, el track se antoja como el primo desenfadado de “I Want You Back”, con su juguetón piano y el acompañamiento vocal de “doo-doo-doo”, pero Michael suena tan tierno como nunca tratando de persuadir a una chica de enamorarse de él. El track, que alcanzó el Número Dos en las listas, siguió siendo especial para Jackson décadas después; en Moonwalk escribió que le recordaba sus tiempos de infancia.

31. “Morphine”
Blood on the Dance Floor: HIStory in the Mix, 1997

“Guns N’ Roses era probablemente la banda de rock más monumental del momento, y después estaba Michael, quien era una especie de Elvis Presley en ese entonces, y ese tipo de fama da miedo”, dijo Slash, quien tocó en el abrumador tema industrial de sabor funk de este álbum de remixes. Jackson abordaba los rumores sobre su adicción a los analgésicos: “Demerol, Demerol/Oh, God, he’s taking Demerol”, dice como si suplicara ayuda. Jermaine argumentó que Michael tomaba medicina para el dolor debido a las quemaduras que sufrió durante su comercial para Pepsi en 1984: “Dudo que él considerara los efectos secundarios del Demerol”, recordó.

30. “Got to Be There”
Got to Be There, 1972

El primer sencillo solista de Jackson ya lo revelaba como alguien que pensaba más allá de las restricciones que tenía con la familia Jackson. Presentándose como un hit del Top 5 con sabor pop y R&B, esta balada fue escrita por el compositor de Nueva Jersey Elliot Willensky, e incluía un suave arreglo mucho más apasionado que los azucarados temas de los J5. Y pocas estrellas pop de ese tiempo –y menos de las que tenían 13 años– se aventuraban con letras tan dulcemente sugestivas como “Got to be there in the morning/And welcome her into my world”. ¿Se estaría refiriendo al salón de clases o a la habitación? De cualquier manera, resultaba convincente.

29. “Butterflies”
Invincible, 2002

La mejor canción del último disco de estudio de Jackson es un tema de R&B ligero e inocente. La canción le fue presentada a Jackson en un demo con vocales de Marsha Ambrosius, del grupo Floetry, quien también era una de las autoras de la canción. “Originalmente hicimos el demo con una mujer cantando, así que le era difícil llegar a esas notas”, recordó el coproductor Vidal Davis. “Hicimos tomas y tomas”. Los resultados finales recapturaban el tranquilo soul de las primeras grabaciones solistas de Jackson en un track construido a partir de sus chasquidos.

28. “Ben”
Ben, 1972

Uno de los sencillos Número Uno más extraños de los años setenta, una década con, prácticamente, puros hits extraños. Y, durante la mayor parte de la década, fue el único Número Uno de Michael como solista. “Ben” es una balada amorosa a una rata asesina, de una película de terror sobre roedores mutantes que invaden Los Ángeles. En la película, es interpretada por un niño desadaptado que se hace amigo de la rata en cuestión. Algunos de los fans tenían una noción sobre el subtexto como un discurso pro-plagas, pero a MJ le gustaba la idea. De acuerdo con el letrista Don Black (mejor conocido por sus temas para James Bond): “Es un amante de los animales, es muy sensible. Le gusta cualquier cosa que se arrastre o vuele”.

27. “Burn This Disco Out”
Off the Wall, 1979

El último track de Off the Wall revienta con elegancia bailable. La serpenteante guitarra bien pudo provenir de un disco de Stevie Wonder. Jackson, quien había trabajado durante una noche de sábado para aprenderse las letras y no tener que consultarlas durante una sesión de grabación en domingo, hace que su voz rebote en una melodía diseñada para su determinante estilo de voz. “Se guiaba mucho por el ritmo”, dijo Rod Temperton. “Así que intenté escribir melodías que tuvieran muchas notas cortas y lucieran las cosas que podía hacer con la voz… entonces terminamos con ‘Burn This Disco Out’”.

26. “Dirty Diana”
Bad, 1987

Steve Stevens, guitarrista de Billy Idol, ayudó a Jackson para darle un tono más rudo a su sonido y a su guardarropa: Después de que Stevens le presentara su sastre a la estrella pop, él adoptó el look heavy metal con ropa de cuero que viste en la portada de Bad. Pero la mayor contribución que Stevens hizo al disco es el vertiginoso solo de la sensual power ballad “Dirty Diana”. “[Michael] me seguía preguntando sobre bandas de rock: ‘¿Conoces a Mötley Crüe?’”, recordó Stevens. El duro track se convirtió en el quinto sencillo de Bad en llegar al Número Uno, así como uno de los favoritos de una famosa Diana de la vida real –la Princesa Diana–, quien hizo la petición de esa canción en un concierto
que Jackson ofreció en Londres en 1988.

25. “The Girl Is Mine”
Thriller, 1982

Jackson describió este dueto con Paul McCartney como “el obvio primer sencillo” de Thriller. Pero Quincy Jones se ha referido a él como una “cortina de humo”, ya que tan sólo sugería un poco del poder de Thriller. Jackson ofreció la canción a McCartney, la cual tiene un ritmo relajado y jazz y muestra un desenfadado intercambio entre Jackson y el exbeatle, como un dueto que buscaba “pagar el favor” que McCartney le había hecho al darle “Girlfriend” para Off the Wall. La única preocupación de McCartney era el tono ligero de la canción, ya que sentía que algunos escuchas podrían percibirlo como algo “superficial”. “Cuando lo platiqué con Michael, me explicó que realmente no iba por algo profundo, sino por el ritmo, por el sentimiento”, dijo McCartney.

24. “Dangerous”
Dangerous, 1991

Off the Wall y Thriller y Bad eran más [temas de] entretenimiento”, recuerda el fiel ingeniero de Jackson, Bruce Swedien. “Dangerous y HIStory eran más sobre la historia de Michael”. Una consecuencia del cambio que Jackson emprendió para mantenerse a la par del R&B de los años noventa, esta canción es contundente y decidida, con vocales que bordean en la ira y el terror y letras sobre la lujuria convertida en una “web of sin”. El track era una evolución de un tema de la era de Bad titulado “Streetwalker”, que retomó y modificó durante las sesiones para Dangerous con ayuda del coescritor Bill Bottrell. “La música no conmovía a Michael”; recordó el coproductor Teddy Riley. “Le dije: ‘Este es tu disco. Si esta es la tonada correcta, puedo utilizar lo que tienes en tu manera de cantar. Déjame cambiar la base y renovarla’. Dijo: ‘Inténtalo. Supongo que tenemos que usar lo que amamos’”. El resultado mezcla brillantes cuerdas (un elemento favorito de Jackson) con uno de los beats más contundentes sobre los que había cantado hasta el momento, un gran contraste a la instrumentación compleja de Quincy Jones. “No agregamos música o instrumentos sólo por agregar”, declaró Riley.

23. “Never Can Say Goodbye”
Maybe Tomorrow, 1971

Mirando hacia la era de los Jackson 5 varios años después, Jackson dijo que sus “tres canciones favoritas de esos tiempos son ‘Never Can Say Goodbye’, ‘I’ll Be There’ y ‘ABC’”. El hombre tenía buen oído para el mejor trabajo del niño. Escrita por Clifton Davis, quien la interpretaría durante el funeral de Jackson en 2009, “Never” aunaba descorazonadoras letras con una brillante melodía. Davis estaba preocupado por que Michael –entonces de 11 años– no entendiera el dolor de la letra. “Recuerdo que me preguntó sobre una de las líneas”, dijo Davis. “‘¿Qué significa esta palabra, ‘angustia’?, me preguntó. Le expliqué. Se encogió de hombros y cantó la línea que dice: ‘There’s that anguish and there’s that doubt’, y le creí”. El sencillo, impulsado por un arreglo barroco que integraba flautas y carrillones, alcanzó el Número Dos de la lista Billboard, a diferencia de los otros éxitos de los Jackson 5. Pero como Jermaine Jackson recordaría en su libro You Are Not Alone, ni su padre, Joseph Jackson, “ni Mr. Gordy” se quejaron. ¿Cómo podrían hacerlo?

22. “Off the Wall”
Off the Wall, 1979

“En el estudio, Michael era desenfadado y le encantaba divertirse”, recuerda Rod Temperton, quien comenzó a trabajar con Jackson a finales de los años setenta. “Nunca decía groserías. Ni siquiera decía la palabra ‘funky’, decía ‘smelly’. Así que ese fue el apodo que le puso Jones: ‘Smelly’”. Su lado relajado y juguetón se muestra en el tema que da título al disco, escrito por Temperton. “Off the Wall” era una oda a la “party people night and day”, como dice la letra. Invitaba a los escuchas diciendo: “Hide your inhibitions/Gotta let that fool loose deep inside your soul” y “livin’ crazy, that’s the only way”. Pero su ritmo suculento, que navegaba entre las armonías de Jackson, era tan seductor como la visión de la música dance en su mente. Temperton, quien hizo los arreglos para el ritmo y las vocales, recreó la vibra bailable de su banda disco Heatwave, y los gruñidos funk de sintetizador fueron, en parte, ejecutados por el tecladista de jazz y fusión George Duke. La canción era también, de cierta manera, profética: Durante las décadas posteriores a su lanzamiento, el mundo vería la locura y extravagancia que
dominarían la vida de Jackson.

21. “Thriller”
Thriller, 1982

El video para el track que daba título al disco más vendido de Jackson se ha vuelto tan icónico que resulta fácil subestimar la canción, una de las piezas musicales más extrañas que lanzó en su carrera. Escrita por Rod Temperton, la canción llevaba originalmente el título de “Starlight”, hasta que Quincy Jones le pidió a Temperton que lo cambiara. “A la siguiente mañana, desperté y dije esa palabra [‘thriller’]”, recuerda Temperton. “Algo en mi cabeza dijo: ‘Ese es el título’. Podías visualizarla encabezando el Billboard”. Temperton también modificó las letras para adaptarlas al amor de Jackson por las películas de terror. El track tomaba el progresivo tono funk de Off the Wall a una escala mayor y más teatral, con sus efectos de sonido sobrenaturales y la escalofriante narración de Vincent Price, amigo de Peggy Lipton, entonces esposa de Jones, que logró grabar su parte en dos tomas. Pero lo extraño de “Thriller” no acababa ahí: Mientras la canción era mezclada, la boa de Jackson, Muscles, se deslizaba por la consola. El último de los siete temas de Thriller llegó al Número Cuatro de las listas.

20. “The Way You Make Me Feel”
Bad, 1987

“‘The Way You Make Me Feel’ y ‘Smooth Criminal’ eran simplemente las canciones que me gustaban en el momento”, dijo Jackson. Y al planeta entero también le gustaban. Fue el tercer sencillo consecutivo de Bad en llegar al Número Uno, y también el último tema arrasador de Michael durante los años ochenta. “Era una de mis favoritas”, dice el tecladista Greg Phillinganes. “Recuerdo lo mucho que me divertí creando esas partes fuera del beat, los bajos, todo eso, y el ver la expresión de Michael”. El pegajoso ritmo fue idea de la madre de Jackson, Katherine, quien sugirió que hiciera una canción “con un ritmo dinámico”. Jackson contestó: “Creo que sé a lo que te refieres”, y rápidamente compuso algo (originalmente titulado “Hot Fever”). Jackson grabó todas las voces, incluyendo las vocales del fondo, bailando en un oscuro estudio durante el proceso. El ingeniero Bruce Swedien recordó: “Cantaba una parte y después desaparecía en la penumbra”.

19. “She’s Out of My Life”
Off the Wall, 1979

“Tal vez era demasiado personal para armar una fiesta, lo era para mí”, dijo Jackson sobre esta canción, la balada que rompía con la celebración disco de Off the Wall. Fue escrita por el músico angelino Thomas Bähler, y versaba sobre el fin de una relación de dos años (Bähler había salido con Karen Carpenter, pero ha asegurado que no es sobre ella). Quincy Jones había planeado grabar la canción con Frank Sinatra, pero Jackson recibió la oferta y buscó crear una versión impactante. “She’s Out of My Life” fue el cuarto sencillo de Off the Wall en llegar al Top 10, y el piano eléctrico de Greg Phillinganes dictó la pauta para casi todas las baladas exitosas durante la siguiente década y media. Como se conoce, la poderosa voz de Jackson se quiebra en las últimas palabras de la canción. “Cada vez que lo hacíamos, lo miraba cuando llegaba el final y él estaba llorando”, dijo Jones en 1983. “Le dije: ‘Regresaremos a esto en un par de semanas y lo volveremos a hacer, tal vez no te hará llorar tanto’. Pero cuando volvimos a ello, comenzó a llorar de nuevo. Así que dejamos todo en la grabación”. Fue uno de los temas esenciales en los sets de Jackson de 1981 a 1993, seguida de una secuencia alegre para levantar los ánimos.

18. “P.Y.T. (Pretty Young Thing)”
Thriller, 1982

Lleno de teclados funky y juguetones términos como “tenderoni”, “P.Y.T” era el sencillo más relajado de Thriller. Quincy Jones lo escribió al lado del cantante James Ingram, después de que la esposa de Jones llegara a casa con lencería de la marca Pretty Young Things. Ingram ha dicho que estaba impresionado por la manera en que Jackson bailaba en el estudio al mismo tiempo que cantaba. Esa energía se manifiesta, al tiempo que Jackson corea “na na na” con ayuda de unas jóvenes y lindas coristas que conocía bastante bien: Sus hermanas Janet y La Toya. Cantantes desde Justin Guarini de Americal Idol hasta el mismo Jones –con T-Pain y Robin Thicke– han hecho covers a la canción, y la edición de 25 aniversario de Thriller incluía una versión totalmente reformada y ejecutada por Will.i.am, aunque ninguna podía capturar la energía de la original. “Me encanta ‘Pretty Young Thing’”, recordó Jackson. “Me gusta el ‘código’ en las letras, y ‘tenderoni’ o ‘sugar fly’ eran palabras rocanroleras que no podías encontrar en el diccionario”.

17. “The Love You Save”
ABC, 1970

A diferencia de los otros temas de los Jacskon 5, que podían ser cantados sin problemas por un adulto, “The Love You Save” fue específicamente “escrita para voces jóvenes, con partes para Jermaine y para mí”, como explicaría Michael más tarde. Recordó haber concebido la dinámica vocal y los “doo-doo-doos/bum- bum-bum” del inicio como el guiño que The Corporation hacía “al sonido de Sly [and the Family Stone], que rotaba a los cantantes cuando estaba sobre el escenario”. Tal como los alegres éxitos de Sly, también fue escrita para ser una canción bailable, tanto para los chicos en sus casas como para la banda, que desempeñaba una coreografía impecable sobre el escenario. Y el recurrente “Stop!” es un eco claro a “Stop! In the Name of Love”, el éxito de sus compañeras de disquera y hermanas grandes The Supremes. Podríamos decir que es el punto a resaltar de un segundo LP que, con covers a “I Bet You” de Funkadelic y “La La Means I Love You” de The Delfonics, atestiguaba cómo el grupo pasaba de ser una novedad a ser una fuerza mucho más potente.

16. “Human Nature”
Thriller, 1982

Ésta, una de las baladas R&B más vulnerables de Jackson, tuvo un origen sorprendente: La banda de rock Toto, los mismos de “Africa” y “Hold the Line”. Una parte de la banda tocó en Thriller, incluyendo al tecladista Steve Porcaro. Ya entradas las sesiones, Jones aún buscaba canciones, así que Toto mandó un par de demos. Pero al final de la cinta estaba una toma instrumental inconclusa que llamó la atención de Jones. “Tenía un bosquejo de letra, algo muy elemental”, recordó, “pero de un sabor maravilloso”. Jones la mandó al letrista John Bettis, quien también coescribió suaves hits como “Top of the World” de The Carpenters y “Crazy for You” de Madonna. El resultado encajó perfectamente con las vocales tímidas y delicadas de Michael. Aunque se trató de un tema agregado a Thriller en el último minuto, “Human Nature” se convirtió en el quinto sencillo y en un éxito del Top 10 durante el verano. Regresó a las listas 10 años después, en forma del éxito de SWV de 1993, “Right Here/Human Nature”, tema de Free Willy, una película infantil sobre una ballena asesina.

15. “Remember the Time”
Dangerous, 1991

Un exuberante sueño que constituyó el intento más sofisticado de Jackson para actualizar su sonido en la era del hip hop. Después de separarse de Quincy Jones, comenzó a buscar a un productor joven y se decidió por Teddy Riley, arquitecto del New Jack Swing, el sonido R&B que estaba en boga. “Llegué con 10 ritmos”, dijo Riley en aquel momento. “Le gustaron todos”. “Remember the Time” era un punto cumbre de su colaboración, así como una de las mejores interpretaciones de Jackson durante ese periodo. El ingeniero Dave Way recordó haber visto al cantante trabajar sobre “Remember the Time” mientras daba en el clavo con “cada nota y armonía, al doble, triple y tal vez cuádruple, cantando perfectamente, con los vibratos perfectamente empatados y entonados, rítmicamente perfecto, sabía exactamente lo que quería”. ¿Sobre quién cantaba? Riley argumentó que la canción fue escrita después de que Jackson le contara lo que sentía por su segunda esposa, Debbie Rowe (más tarde lo negó en Twitter). Jermaine Jackson, sin embargo, dijo que fue escrita para Diana Ross.

14. “Workin’ Day and Night”
Off the Wall, 1979

Uno de los más grandes ritmos de Off the Wall que fácilmente se pudo haber convertido en un éxito, excepto que nunca fue sencillo, tal vez porque las listas ya estaban llenas de hits de Off the Wall. “Workin’ Day and Night” se encuentra a medio camino del imparable lado uno del LP original (el lado disco), uno de los dos tracks que Jackson escribió por su cuenta. (El otro era “Don’t Stop ‘Til You Get Enough”). Las letras daban una primera pista del lado combativo de MJ, explotando el clásico clamor blues de un hombre que se queja por lo mucho que su mujer lo hace sufrir. Sin embargo, la hiperactiva percusión latina, los incisivos instrumentos de viento y las asfi- xiantes vocales reflejan la ética de trabajo que MJ llevó a su carrera solista. “Cuando se compromete con una idea, lo hace hasta el final”, dijo Jones. “Es poder brutal. Tienes que estar emocionalmente listo para poner la energía que se requiere para hacerlo bien”. Como un track poco conocido, “Workin’ Day and Night” es valorada entre los más grandes fanáticos de MJ gracias a todo ese poder brutal.

13. “Bad”
Bad, 1987

El ardiente track que da nombre a Bad inyectó un nuevo nivel de agresión y tensión a la música de Jackson. Escrita por Jackson, la canción estaba inspirada en un artículo que había leído sobre un estudiante afroamericano que dejó el barrio para asistir a una escuela con una población predominantemente blanca y fue asesinado al volver a casa. Al mismo tiempo, Jackson estaba obsesionado con Prince, a quien veía como un competidor genuino. Tal vez para probar quién era el verdadero Rey del Pop, Jackson y Jones concibieron “Bad” como un dueto –o un duelo– entre dos hombres (Prince estaba considerado para cantar la línea inicial que reza “your butt is mine”). Prince se reunió con Jackson y Jones para discutir sobre la colaboración, pero declinó la invitación después de escuchar el tema. Al salir de la junta, se dice que declaró: “¡Será un gran hit, incluso si yo no estoy en él!”. La canción se convirtió en una joya solista, desde la hirviente interpretación y la parte de voz-percusión de Jackson hasta el solo de órgano tocado por el grande del jazz, Jimmy Smith.

12. “Man in the Mirror”
Bad, 1987

La balada más ambiciosa y emotiva de Jackson fue escrita por Glen Ballard y Siedah Garrett hacia el final de las sesiones de Bad. “Era el último fin de semana; íbamos a terminar Bad, y Quincy dijo: ‘¿No tienen nada para nosotros?’”, recordó Ballard. “Hicimos un demo rápido con Siedah cantando, y ella se lo llevó a Quincy al día siguiente. Le encantó, lo mostró a Michael el lunes y él dijo: ‘Haz un track’. Así que comenzamos a trabajar sobre él, y fue magia”. Jackson partió de ahí y pidió a Garrett agregar vocales secundarias, integrando también el coro de Andrae Crouch de San Francisco y The Winans. “Dijo, ‘Quiero que lo hagan grande, háganlo como lo escuchan. Quiero que suene muy góspel. Háganlo sonar como de iglesia”, recuerda Sandra Crouch, hermana de Andrae, líder de la agrupación. “Y eso fue lo que hicimos”. Al escuchar la canción, la cantante Mavis Staples interpretó la parte inicial de “schmon!” como un guiño a su presentación en el clásico R&B “I’ll Take You There”, otra canción de profundas raíces góspel.

11. “ABC”
ABC, 1970

¿Qué podrían hacer los Jackson 5 para el encore después de “I Want You Back”? El compositor Deke Richards trabajó sobre un pequeño riff en el coro de su anterior éxito, convirtiéndolo en una canción nueva e igualmente potente. Él y sus compañeros de The Corporation confeccionaron letras inspiradas en la realidad; como el coescritor Freddie Perren lo puso, “[tenían] esa edad, y la mayor parte de sus fans todavía estaba en la escuela”. “ABC” era un pop azucarado, pero más divertido y funky que los hits dirigidos al sector infantil que caracterizaron a grupos como The Archies y Ohio Express. El punto clave de percusiones y una guitarra fuzz que hace el riff más emocionante cada vez que se detiene o vuelve a empezar, era tan sofisticado como podía ser el pop en 1969. En palabras de Michael, “Los versos eran difíciles de pronunciar, y es por eso que los dividieron entre Jermaine y yo”. Sin embargo, Michael domina: Las líneas de Jermaine se pierden en la mezcla, mientras Michael grita como si necesitara llamar la atención de la maestra.

10. “Rock With You”
Off the Wall, 1979

“La música dance con tanta energía es amenazante, pero me gustaba la delicadeza, la manera en que parece llevar a una tímida chica a desprenderse de sus inhibiciones en lugar de forzarla”, recordó Jackson sobre “Rock With You”. Podríamos afirmar que se trata del último hit de la era del disco, un track que encabezó las listas y sigue siendo uno de los más grandes temas sobre seducción en el ámbito del R&B contemporáneo. “Canciones como ‘Rock With You’ me hicieron querer convertirme en cantante”, dijo Usher en 2009. Fue la primera canción que Jackson compuso junto con su colaborador clave Rod Temperton, de los reyes boogie Heatwave, después de una solicitud de Quincy Jones. (Temperton compuso “Thriller”, “Off the Wall”, “Burn This Disco Out” y “Baby Be Mine”, entre otras). El video, con Jackson mostrando su magia enfundado en un atuendo plateado y acompañado de poco más que láseres y humo como apoyo, mostró que era un solista que, aún cuando se veía como poco más que un niño, ya tenía total control
sobre su arte.

9. “Black or White”
Dangerous, 1991

Una invitación a la unión racial que predicaba con el ejemplo al combinar la actitud del rock clásico con lo imperioso del R&B. “Black or White” es la mejor canción grabada durante los años noventa. “Creía que sus incursiones en el rock hasta ese momento había sido un poco caricaturescas”, dijo Bill Bottrell, quien coescribió y coprodujo la canción. El riff a lo Stones vino de Jackson, quien lo tarareó a Bottrell en el estudio. “Lo convertí en algo de rock sureño, una tonada más visceral”, recordó Bottrell. Jackson también concibió la idea para el contundente ritmo del track. “Pensé en agregar muchas percusiones, incluyendo cencerros y otros instrumentos”, dijo Bottrell, “tratando de obtener ese ritmo cadencioso”. En lugar de reclutar a algún MC, Jackson dejó que Bottrell se hiciera cargo del rap con mensaje concienciador en el puente. Pero son las afiladas vocales de Jackson las que dan impacto a la canción, un golpe de fuerza pop y energía cruda. La interpretación era, de hecho, un bosquejo. Pero Jackson sabía que era lo suficientemente buena dejándola así.

8. “Beat It”
Thriller, 1982

Una visionaria mezcla de poder metalero con brillo disco, coronada por un momento perfecto para los headbangers en la erupción guitarrística de Eddie Van Halen. Con su beligerante video, “Beat It” se internaba en los terrenos de la radio rock, además de toda estación en la que “Billie Jean” terminó su estadía de siete semanas en la cumbre. (La canción llegó al Número Uno entre “Come on Eileen” de Dexys Midnight Runners). “Beat It” fue el último tema agregado a Thriller, mientras el reloj corría, acercándose a la fecha del lanzamiento. Tal como Quincy Jones contó a Rolling Stone, “Cuando estábamos terminando ‘Beat It’, lo hacíamos simultáneamente en tres estudios. Teníamos a Eddie Van Halen en uno; Michael estaba en otro, cantando una de las partes a través de un tubo de cartón; y estábamos mezclando en otro. Trabajamos cinco días y cinco noches, no dormimos. En algún momento, ¡las bocinas se sobrecalentaron y se incendiaron!”. La única persona que no parecía impactada fue David Lee Roth, de Van Halen, quien dijo: “¿Qué hizo Edward con Michael Jackson? Tocó el mismo pinche solo que ha tocado con esta banda durante 10 años. ¡Gran cosa!”.

7. “Wanna Be Startin’ Somethin’”
Thriller, 1982

Originalmente escrita durante las sesiones de “Off the Wall”, el track que abre Thriller era una declaración radical. Usando el canto africano de “ma ma se ma ma sa ma ma ku sa” del hit internacional “Soul Makossa” del saxofonista camerunés Manu Dibango –lanzado en 1972–, Jackson enfatizó el encanto universal del tema, haciendo un tributo a sus propias raíces con una profética sabiduría hip hop. Antes que nada, es una canción bailable, “algo que puedes bailar en la pista o con lo que puedes sudar haciendo ejercicio”, como la describió Jackson. Pero también posee un oscuro drama lírico y un toma y daca de tensión vocal. Entre el remolino de beats de sintetizador, las coloridas percusiones del brasileño Paulinho da Costa, arremetidas de instrumentos de viento y ritmos por parte de Jackson y sus compañeros de banda en una “tabla del baño”, el ritmo nunca deja de fluir. Si Off the Wall había sido el momento cumbre del pop disco, este es el primer gran ejemplo de la música post disco políglota: Básicamente, en lo que se ha convertido el pop actual.

6. “Smooth Criminal”
Bad, 1987

Ya que se trataba de la estrella más grande y querida del mundo, no todos se mostraban felices con el hecho de que Michael Jackson lanzara una canción basada en la agresión de “Beat It”, incluida en Thriller. Se dice que él y Quincy Jones se debatían sobre si debían incluir la amenazadora “Smooth Criminal” en Bad, y algunos miembros de los Testigos de Jehová visitaron el set del video, expresando su decepción por sus imágenes violentas. Pero Jackson se mantuvo firme y el resultado es su mejor mezcla de ritmos R&B y garra rocanrolera, así como su cambio de dirección hacia un material más oscuro y rudo. Inspirada en parte por Richard Ramirez, asesino serial de mediados de los años ochenta, “Smooth Criminal” había estado presente de una forma distinta desde 1985, llamada “Chicago 1945” en un inicio, y después cambiando de título a “Al Capone”; ambas versiones del track incluían una línea de bajo funky que se asemejaba bastante a la salvaje línea de bajo de la versión final. El latido del track es una versión del de Jackson creada con un sintetizador Synclavier.

5. “Shake Your Body (Down to the Ground)”
Destiny, 1978

Esta canción que nos hace temblar representa el momento en el que Mi- chael Jackson pasó de ser el líder de una exitosa boy band a ser el Rey del Pop, o al menos su joven príncipe. Tomando la sencillez proto-disco de “Dancing Machine” de J5, agregaba una movida dosis de funk a lo Sly and the Family Stone y otra de sintetizador a lo Stevie Wonder, además de percusivas vocales y las exhortaciones y chillidos post-pubescentes –y claramente adolescentes– de Jackson. Significativamente, Destiny fue el primer LP producido por el grupo de hermanos, quienes habían cambiado el nombre a The Jacksons (tras su separación del hermano mayor Jermaine y su ruptura con Motown). La canción repuntó en el número siete de la lista pop, pero eso demerita su profunda visión. Sería sampleada después de manera memorable en “Get on the Dance Floor” de Rob Base y DJ E-Z, así como en otras canciones. Además, Justin Timberlake hizo un cover del tema en 2013, reconociendo que es un hombre que le debe mucho a Michael.

4. “I’ll Be There”
Third Album, 1970

“Just look over your shoulders, honey!”, exclama Jackson a la mitad de “I’ll Be There”, citando de manera errónea a “Reach Out I’ll Be There”, otro éxito de Motown con The Four Tops. Se trata de un error revelador que de alguna manera hace que su ejecución sea aún mejor: Todavía tenía 11 años cuando el tema fue grabado, y pese a cantar sobre emociones que no podía haber sentido, tenía el poder y el fuego de un hombre que había experimentado varias vidas. Reescrita en gran medida a partir de un demo del bajista de sesiones Bob West, con un arreglo vocal de Willie Hutch (que más tarde se convertiría en una estrella por mérito propio), “I’ll Be There” también integra a Jermaine Jackson dándole fuego al puente (“I’ll be there to comfort you…”). Siendo su cuarto tema consecutivo en llegar al Número Uno y el sencillo mejor vendido de Motown hasta ese punto, “I’ll Be There” mostraba que los talentos de los Jackson 5 iba más allá de la efervescencia de sus primeros éxitos y revelaba que el góspel apuntalaba su arte. En Moonwalk, Jackson la denominó “nuestra verdadera canción debut; era la que declaraba: ‘Estamos aquí para quedarnos’”.

3. “Don’t Stop ‘Til You Get Enough”
Off the Wall, 1979

Jackson definió el track que abría Off the Wall como “mi primera gran oportunidad”, y no estaba bromeando. Con seis minutos de alegre pop funk que fluían como una veloz corriente, “Don’t Stop ‘Til You Get Enough” era tanto un hit imparable como un hito en la vida creativa de Jackson. “Esa canción significa mucho para mí”, escribió en su autobiografía, Moonwalk, “porque fue la primera canción que compuse en su totalidad”. Efectivamente, encarnaba el nuevo acercamiento de Jackson hacia su propia música. No sólo la escribió, sino también hizo las vocales de apoyo y concibió la introducción recitada (“para crear tensión y sorprender a la gente”, dijo). Incluso, tocó las botellas de vidrio (junto con su hermano Randy) que dan a la canción un brillo extra. Cuando su madre, Katherine, cuestionó los tintes sexuales de líneas como “Ain’t nothing like a love desire… I’m melting like hot candle wax”, Jackson respondió: “Bueno, si piensas que significa algo sucio, entonces es lo que significará. Pero esa no era la intención”.

2. “I Want You Back”
Diana Ross Presents the Jackson 5, 1969

Desde el fugaz piano que le da inicio, “I Want You Back” es un shock glorioso tras otro, y en 1969, el shock más grande fue que el líder de la banda fuera tanto un intérprete magnífico como, obviamente, un niño pequeño. (Michael tenía 11 años cuando la grabó, aunque Motown argumentó que tenía ocho). Deke Richards, Freddie Perren y Fonce Mizell la escribieron originalmente como un demo para Gladys Knight and the Pips bajo el título de “I Wanna Be Free”. Berry Gordy, jefe de Motown, ayudó a escribirla para el grupo de hermanos originario de Gary, Indiana, que acababa de firmar con la disquera; bajo el nombre colectivo The Corporation, los cuatro miembros del equipo de compositores escribieron muchos de los primeros éxitos de los Jackson 5. “I Want You Back” no era el primer sencillo del grupo (también habían tenido “Big Boy”, distribuido de modo local en 1968), pero era su debut nacional, una irresistible canción con brillantes arreglos que deja que la voz de Michael haga suertes sobre su ritmo. Continuó siendo una parte fundamental de las presentaciones que Michael ofreció el resto de su vida.

1. “Billie Jean”
Thriller, 1982

La mejor canción de Michael Jackson resume todas las contradicciones de su música: exuberancia juvenil, ataques de nervios, gracia física pura. Como declaró a Rolling Stone en aquel tiempo, “Billie Jean” reflejaba su propia paranoia sexual como una superestrella de 24 años: “Hay chicas en el lobby, se trepan por los barandales. Escuchas a los guardias sacándolas de los elevadores. Pero te quedas en tu cuarto y compones una canción. Y entonces te cansas de hacer eso, hablas contigo mismo. Desahogas todo sobre el escenario”. Aunque “Billie Jean” fue una de las primeras canciones que MJ escribió para Thriller, él y Quincy Jones siguieron experimentando con ella hasta la parte final de la masterización. La línea de bajo viene del leal funk de Louis Johnson, de The Brothers Johnson. El baterista Ndugu Chancler editó la batería sobre el beat de la caja de percusiones que puso Jackson, y el veterano del jazz Tom Scott tocó el inquietante solo de lyricon. Con cinco minutos de duración, “Billie Jean” tiene el elegante magnetismo del disco, pero posee un toque de proporciones épicas que proviene del rock clásico. Quincy Jones se preocupó de que la introducción fuera demasiado larga: “Pero [Jackson le] dijo: ‘Esa es la mejor parte, es lo que me hace querer bailar’”. Todo el mundo ha bailado al ritmo de “Billie Jean” desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *