Lee el conmovedor homenaje de Harry Styles a Stevie Nicks

Por Brittany Spanos & Amy X. Wang

Harry Styles pronunció un emotivo discurso para Stevie Nicks —la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama del Rock and Roll dos veces— en la ceremonia de este año que se celebró este viernes por la noche, describiéndola como una “madrina gitana y mágica que ocupa el entremedio”. La dupla también interpretó el éxito de Nicks “Stop Draggin ‘My Heart Around “, con Styles cantando las partes de Tom Petty.

Styles y Nicks son dos buenos amigos que han actuado juntos en varias ocasiones; Nicks una vez se unió a Styles en el escenario en Troubadour y Styles más tarde interpretó “The Chain” con Fleetwood Mac en 2018. “Él es mi hijo y de Mick [Fleetwood]”, le dijo a Rolling Stone. “Cuando Harry entró en nuestras vidas, dije: ‘Oh, Dios mío, este es el hijo que nunca tuve’. Así que lo adopté”.

Nicks se ingresó al Salón por primera vez junto con Fleetwood Mac en 1998, un año después de que la alineación original se reuniera para su famosa gira Dance. Ella es el primer miembro del grupo en ser ingresada dos veces y la artista número 23 en la historia del Salón de la Fama en ingresar dos veces. “Es ese tipo de cosas. Nadie espera entrar nunca en ello. Pero cuando recibes esa pequeña invitación, bailas de alegría en tu casa porque no hay nada mejor que ser incluido en el Salón de la Fama del Rock & Roll”, dijo la estrella de rock a Rolling Stone poco después del anuncio de su inclusión en la clase de este año. “Al ser incluida en él dos veces, por tu propio trabajo fuera de la banda, realmente no hay nada mejor que eso, poder estar en ambos clubes”.

Esto es lo que Styles tuvo que decir el viernes por la noche.

Al igual que la paloma de alas blancas canta una canción, suena como si ella estuviera cantando…

Stevie Nicks es la primera artista femenina en ingresar al Salón de la Fama del Rock & Roll por segunda vez. Primero, con Fleetwood Mac, y ahora por su inolvidable trabajo en solitario. Con Stevie, no estás celebrando la música de hace mucho tiempo a través de la niebla del tiempo. Ella estaba de pie en el escenario y haciendo su mejor trabajo hace sólo tres noches. Ella es para siempre actual. Ella es siempre Stevie.

Pero, ¿qué significa eso exactamente? En mi familia la escuchábamos en casa, la escuchábamos en el auto, la escuchábamos donde podíamos. “Dreams” fue la primera canción de la que supe todas las palabras, antes de que realmente supiera lo que significaban. Pensé que era una canción sobre el clima. Pero sabía que era una hermosa canción sobre el clima. Siempre supe la letra y me encanta. “Thunder only happens when it’s raining, Players only love you when they’re playing”.

Ella es tan sabia y serena. Ella ve todo el romance y el drama en el mundo y lo celebra. Se parará en el escenario presentando una canción, contándote cómo la escribió, honestamente, como si fueras la única otra persona en el mundo. Eres más que un fan. Tú eres un amigo. Y las palabras dicen de muchas maneras: te entiendo y no estás solo. Y así es la verdadera Stevie.

Caminó por un sendero creado por Janis Joplin y Joni Mitchell, mujeres visionarias que tuvieron que lanzar un par de codazos para crear su propio espacio. Su banda Fritz abrió para Jimi Hendrix y se defendieron. Ella estaba muy adelantada a su tiempo, creando su propio sonido; era brillante, era fresco, era mágico. Después, formó un dúo con el bajista de Fritz, Lindsay Buckingham. Luego, en la víspera de Año Nuevo de 1974, Mick Fleetwood invitó a Lindsay Buckingham y a ella a unirse a Fleetwood Mac y la vida de todos se volvió brillante y mucho más loca.

Stevie llegó al escenario mundial con una facilidad inolvidable. ¡Lo recuerdo bien!

Comenzó a crear historias que fluían desde su corazón hasta su pluma, que terminaron en nuestras almas, con personajes que siempre recordaríamos. Canciones clásicas como “Silver Springs”, “Rhiannon”, “Gypsy” y “Sara”. En la década de los ochenta, lanzó Bella Donna, tan poderosa como el supergrupo en el que aún estaba. Con “Stop Draggin ‘My Heart Around”, ella y Tom Petty llevaron las cosas a otro nivel. Luego lo hizo de nuevo con discos como The Wild Heart y Rock a Little. Ella salió al mundo sola. Es probable que en algún momento se encontrara en un cuarteto de baladas. Stevie puede hacerlo todo; eso es verdad, Stevie.

No puedes apartar tus ojos de ella, como hemos visto esta noche. Ella es la madrina mágica y gitana que ocupa un espacio. Es un espacio que puede y sólo será suyo. Es como una Nina Simone del rock & roll —encontrando las notas que sólo ella puede hacer. Y al ser ella sin arrepentimientos, ella le da permiso a otros para hacer lo mismo. Eso es verdad, Stevie.

Si tienes la suerte de conocerla, sabes que ella siempre está ahí para ti. Ella sabe lo que necesitas, consejos, un poco de sabiduría, una blusa, un chal. Te tiene cubierto. Sus canciones te hacen doler, te sientes en la cima del mundo, te dan ganas de bailar y generalmente experimentas las tres al mismo tiempo. Ella es responsable de que se haya corrido más rímel —incluido el mío— que todas las malas citas de la historia combinadas. Eso es verdad, Stevie.

Hay pocas personas que se comen al escenario como ella. Tuve la suerte de tocar con ella en el Troubadour hace unos años, y todo lo que podía hacer era mirar. El show ya no es tuyo, es de ella, y te arrodillas cuando ella te lo arrebata. Eso es verdad, Stevie.

Ella tiene muchos éxitos en solitario: “If Anyone Falls”, “Edge of Seventeen”, “Talk to Me”. Pero hay tantas gemas en los álbumes, canciones como “Belle Fleur” y “Garbo”. “Annabel Lee” y “Ooh My Love”. Como sea que te sientas o quieras sentir, hay una canción de Stevie Nicks perfecta para ese sentimiento. Cada canción es un baile, un ballet emocional, una carta para un amante o un amigo. Y cada año, ella cobra más impulso.

Alrededor de 2005 o 2006, esta mujer se convirtió en Dios. Creo que todos podemos estar de acuerdo en eso. En Halloween, una de cada siete personas se viste como Stevie Nicks. Ella es tanto un adjetivo como un verbo, para citar a mi padre: “¡Eso fue muy Stevie Nicks!”, o para citar a mi madre, “Yo Stevie Nicks-e esa mierda”. Mick Fleetwood la llama la “líder audaz”. “Ella es la “Mamá Leona” para sus amigos. Ella es el miembro de la familia con el que siempre puedes contar. Espero que ella sepa lo que significa para nosotros, lo que significa para una generación más de artistas que la buscan para inspirarse y darse valor para innovar. Eso es verdad, Stevie.

Ella es más que un modelo a seguir, es un faro de luz para todos nosotros. Cada vez que escuchas su voz, la vida mejora un poco. Cuando ella canta, el mundo es suyo, y es tuyo. Ella es todo lo que siempre has querido en una dama, en una amante, en una amiga.

Stephanie Nicks, te quiero. Todos lo hacemos. Y eso es verdad, Stevie. Señoras y señores, ha sido un honor estar aquí con todos ustedes esta noche, únanse a mí para dar la bienvenida al Salón de la Fama del Rock and Roll a Stevie Nicks.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *