Los últimos días de Kurt Cobain

Por Neil Strauss

Extraído del especial de Nirvana de Rolling Stone

El 8 de abril, poco después de las 9 a.m., el cuerpo de Kurt Cobain fue encontrado en el invernadero sobre el garage de su casa en Seattle. Sobre su pecho una escopeta calibre 20 con el que el cantante, guitarrista y compositor de 27 años se quitó la vida. Cobain llevaba seis días desaparecido. A pesar de que la policía, una firma de investigadores privados y amigos andaban tras su pista, su cuerpo había estado ahí por dos días y medio, de acuerdo con el reporte médico. Una alta concentración de heroína y rastros de Valium se encontraron en la sangre de Cobain. Sólo pudo ser identificado por sus huellas dactilares. Mark Lanegan, miembro de Screaming Trees y amigo cercano de Cobain, comentó no haber escuchado de Cobain esa última semana. “Kurt no me había llamado”, declaró. “No había llamado a su familia. No había llamado a nadie”. Lanegan dice que él había estado “buscándolo [ a Kurt] desde una semana antes de que fuera encontrado… Tuve el presentimiento de que algo muy malo había pasado”.

Los amigos de Cobain, su familia y socios habían estado preocupados por su depresión y el uso de drogas por años. “Estuve involucrado en tratar de que buscara ayuda profesional en numerosas ocaciones”, comenta el ex representante de Nirvana, Danny Goldberg, ahora presidente de Atlantic Records.

Sin embargo, no fue hasta ocho días después de que Cobain regresó a Seattle de Roma para recuperarse de un fallido intento de suicidio en marzo, que aquéllos a su alrededor se dieron cuenta de que era hora de tomar medidas drásticas. Cobain se había vuelto “loco”, comenta Janet Billig de Gold Mountain Entertainment, quien manejaba Hole, la banda de Courtney Love. Aunado a muchas disputas domésticas, la realción de Cobain con Nirvana era delicada. De hecho, Love le dijo a MTV que Cobain le había dicho después de Roma: “Lo odio, ya no puedo seguir tocando con ellos”. Agregó que él sólo quería trabajar con Michael Stipe de R.E.M.

“En las últimas semanas, estuve mucho en contacto con Kurt”, Stipe comentó durante una declaración. “Estábamos trabajando en un proyecto musical, pero nada se grabó”. El 18 de marzo, una discusión doméstica escaló hasta convertirse en casi un desastre. Después de que los policías llegaron a la escena, llamados por Love, les dijo que su esposo se había encerrado en una habitación con un revolver de calibre 38 diciendo que se iba a matar. Los oficiales confiscaron la pistola, más otras tres, junto con una botella de pastillas sin identificar. Más tarde esa noche, Cobain les dijo que realmente no planeaba quitarse la vida.

Para ese momento, Love, junto con otros miembros de la familia de Cobain, compañeros de la banda y miembros de la compañía que lo representaba, comenzaron a tener pláticas con algunos consejeros de intervención, incluyendo a Steven Chatoff, director ejecutivo de Anacapa by the Sea, un centro de salud del comportamiento para el tratamiento de adicciones y desórdenes psicológicos, en Port Hueneme, California. “Me llamaron para ver qué se podía hacer”, comentó Chatoff. “Estaba usando drogas en Seattle, metido en total negación. Era bastante caótico y temían por su vida, era una crisis”.

Chatoff comenzó a entrevistar a amigos, miembros de la familia y socios de negocios como preparación para presentar una intervención a escala completa. De acuerdo a Chatoff, alguien le avisó a Cobain, y el procedimiento tuvo que ser cancelado. La representación de Nirvana, Gold Mountain, declaró que encontraron otro consejero de intervención y le dijeron una pequeña mentira a Chatoff para declinar sus servicios amablemente.

Mientras tanto, Roddy Bottum, un viejo amigo de Love y Cobain, y tecladista de Faith No More, voló desde San Francisco a Seattle para cuidar a Cobain. “Yo realmente quería a Kurt”, dice Bottum, “nos llevábamos muy bien, y estaba ahí para él como su amigo”.

El 25 de marzo, aproximadamente 10 amigos –incluyendo a los miembros de su banda, Krist Novoselic y Pat Smear, el representante de Nirvana, John Silva, Billig, amigo de hace muchos años, Dylan Carlson, Love y Goldberg (Bottum ya se había ido a casa)– se reunieron en la casa de Cobain en Lago Seattle en Washington Boulevard para tomar medidas con un consejero de intervención diferente. (Se dice que también Novoselic montó su propia intervención por separado con Cobain). Como parte de la intervención, Love amenazó a Cobain con dejarlo, y Smear y Novoselic dijeron que separarían a la banda si Cobain no entraba a rehabilitación. Después de cinco intensas horas de sesión en un proceso de dos días, Cobain se retiró a su sótano con Smear a ensayar un poco sobre su nuevo material.

Love esperaba persuadir a Cobain de viajar a Los Ángeles con ella para que pudieran ingresar a rehabilitación juntos. En lugar de eso, se montó en un avión con Billig al final del primer día de intervención. (La hija de la pareja, Frances Bean, y la niñera los alcanzaron al día siguiente). Love dijo que lamentaba haber dejado a Cobain solo (“Esa mierda del amor rudo de los ochenta no funciona”, declaró en un mensaje grabado durante la vigilia del funeral de Cobain dos semanas después). En la mañana del 26, Love se registró en el Hotel Peninsula de Beverly Hills y comenzó un programa como paciente externo para “desintoxicación de tranquilizantes”, de acuerdo a Billig. De regreso en Seattle, Cobain pasó por el departamento de Carlson el 30 de marzo para pedirle una pistola porque, según Cobain, habían traspasado su propiedad. “Parecía normal”, declaró Carlson. “Además, le había prestado pistolas antes”. Carlson cree que

Cobain no quería comprar la escopeta él mismo por miedo a que la policía la confiscara.
Coabain y Carlson se dirijieron a una tienda de armas cercana y compraron una escopeta de seis libras Remington calibre 20 y una caja de municiones por casi 300 dólares, que Cobain le dio en efectivo a Carlson. “Él se iba a L.A.”, dice Carlson. “Me pareció un poco raro que quisiera comprar la escopeta antes de irse. Así que le ofrecí guardarla hasta que regresara”. Sin embargo, Cobain insistió en guardarla él mismo. La policía cree que Cobain dejó el arma en su casa y dejó Seattle para ingresar a rehabilitación. Smear y un empleado de Gold Mountain recogieron a Cobain en el aeropuerto de Los Ángeles y lo llevaron al Centro de Recuperación Exodus, en el hospital Daniel Freeman Marina en Marina del Rey, California.

A pesar de su inhabilidad para seguir con su plan, Chatoff dice que él habló con Cobain por teléfono varias veces antes de que Cobain se fuera a Los Ángeles. “Yo no apoyaba eso en lo absoluto”, comenta Chatoff sobre su ingreso a Exodus, “porque eso era solamente una desintoxicación ‘pulida y encerada’”.

Cobain pasó dos días en la clínica de 20 camas. El 1° de abril llamó a Love, quien todavía estaba en Peninsula. “Él dijo: ‘Courtney, no importa lo que pase, quiero que sepas que realmente hiciste un gran disco’”, le diría posteriormente al periódico de Seattle. “Y yo dije: ‘Bueno ¿a qué te refieres?’ y él dijo: ‘Solo recuerda que no importa qué, te amo’” (Hole estaba por lanzar su segundo álbum, Live Through This, 11 días después). Esa fue la última vez que Love habló con su esposo.

De acuerdo con uno de los visitantes de Cobain en la clínica: “Estaba listo para verlo lucir como mierda y deprimido. Se veía increíble. Una hora más tarde salió de ahí”. A las 7:25 p.m., Cobain le dijo al personal de la clínica que saldría al patio por un cigarro y, de acuerdo con Love, “saltó la barda”. De hecho, era una pared de concreto de más de seis pies de altura. “Cuidamos a nuestros pacientes realmente bien”, comentó un vocero de Exodus. “Pero algunas veces se escapan”.

Al día siguiente, Love canceló las tarjetas de crédito de Cobain y contrató investigadores privados para encontrarlo. Pero ya había volado de regreso a Seattle. “Hablé con Cali [una de las nanas de Frances Bean, cuyo nombre real es Michael DeWitt]”, dice Carlson, “quien dice haberlo visto [a Kurt] el [2 de abril], pero no pude localizarlo”. Tampoco pudieron hacerlo los demás. El 4 de abril, la madre de Cobain, Wendy O’Connor –quien dice haber temido por la salud de su hijo por largo tiempo– llenó un reporte de personas desaparecidas. Le dijo a la policía que Cobain podía cometer suicidio y sugirió buscar en el edificio de tres pisos de ladrillo, descrito como un lugar de drogas de alta categoría en el bohemio distrito de Seattle, Capitol Hill.

La policiá cree que Cobain vagó alrededor de la ciudad sin rumbo fijo en sus últimos días, aunque sospechan que pasó a un tienda de armas para comprar más municiones. Los vecinos dicen que vieron a Cobain en un parque cerca de su casa durante este periodo, viéndose enfermo y vistiendo una incongruente chamarra gruesa. También se cree que Cobain pasó una noche en su casa de verano cerca de Carnation con un amigo no identificado.
Por la tarde del 5 de abril, Cobain se encerró en el invernadero ubicado sobre su garage atorando un banco contra las puertas francesas. Evidencia en la escena sugiere que se quitó la gorra de caza –que se ponía cuando no quería ser reconocido– y buscó en su caja de cigarros (en la que se creía mantenía sus dosis de droga). Escribió una nota de una página en tinta roja. También tiró su cartera en el suelo, mostrando su licencia de conducir, lo que sus amigos creen que fue para ayudar a la policía a identificarlo.
Love reconstruyó el resto de la tragedia para MTV: Cobain arrastró una silla junto a la ventana viendo hacia el Puget Sound, se sentó, tomó algunas drogas (lo más seguro es que fuera heroína), apuntó el cañon de su escopeta calibre 20 a su cabeza y –al parecer utilizando el pulgar– jaló el gatillo. (A pesar de que el reporte médico estatal determinó que la muerte de Cobain sucedió el 5 de abril, la policía reportó que dos personas afirman haber hablado con él el 6 de abril).

En un cruel giro del destino, no fue sino hasta el 6 de abril que los investigadores de Love llegaron a Seattle. “Estaba trabajando con uno [investigador]”, declaró Carlson, y el día que nos dirijíamos a Carnation para buscarlo, supimos que estaba muerto”. Antes de que el cuerpo de Cobain fuera encontrado, la policía dice haber preguntado a trabajadores afuera de su casa si lo habían visto, aunque la policía no entró a la casa.

En otro lugar, el 7 de abril, una llamada de emergencia fue hecha al 911 sobre una “posible víctima de sobredosis” en el Hotel Peninsula. La policía, el departamento de bomberos y ambulacias llegaron a la escena, donde encontraron a Love y al hijo del guitarrista de Hole, Eric Erland. (Frances Bean y su niñera se quedaban en la habitación de al lado). Love fue llevada al hospital Century City, llegando alrededor de las 9:30 a.m. Fue dada de alta dos horas y media después. El Tn. Joe Lombardo de la policía de Beverly Hills dice que Love fue arrestada inmediatamente después de ser dada de alta y fue “fichada por posesión de substancias controladas, de parafernalia relacionada con drogas, posesión de agujas hipodérmicas y posesión/recibir propiedad robada”.

El abogado criminal Barry Tarlow, defensor de Love, dice que, al contrario de los reportes publicados, Love “no estaba bajo la influencia de heroína” y “no sufrió sobredosis”. Comentó que “tuvo una reacción alérgica” al tranquilizante Xanax. Tarlow dice que la propiedad robada era una receta médica que “su doctor… dejó ahí cuando la visitó… No había ninguna prescripción anotada en ella”. ¿Y las sustancias controladas? “No eran narcóticos”, dice Tarlow. “Eran cenizas hindús de la buena suerte, las cuales recibió de su abogada de entretenimiento Rosemary Carroll”.

Love fue liberada alrededor de las 3 p.m. después de entregar una fianza de 10 mil dólares. Inmediatamente después ingresó en el Centro de Recuperación Exodus, el mismo centro de rehabilitación de donde su esposo se había escapado una semana antes. Al día siguiente, el 8 de abril, salió al enterarse de que su esposo había sido encontrado.

La primera vez que los problemas de Cobain llegaron a los encabezados de los tabloides fue en agosto de 1992, después de que un, ahora infame, artículo de Vanity Fair fuera publicado, en el que el autor, Lynn Hirschberg, declarara que Love había usado heroína mientras estaba embarazada de Frances Bean. (Love ha negado esto). Como reacción subsecuente a la atención mediatica, se les prohibió a los Cobain estar solos con su hija recién nacida por un mes.
Después de una larga batalla con servicios infantiles de Los Ángeles, donde vivián en ese entonces, la pareja recuperó la custodia de la niña. En septiembre de 1992, en un artículo de Los Angeles Times, Cobain admitió “ser aficionado” a la heroína y haber entrado dos veces a desintoxicación durante ese año –un movimiento estratégico, de acuerdo a alguien interno, para calmar a servicios infantiles. En entrevistas posteriores, Cobain nunca admitió haber usado heroína después de que él y Love se desintoxicaran antes del nacimiento de Frances Bean.

En la primavera de 1993, después de que la banda grabara In Utero con el productor Steve Albini en Minnesota, otra serie de escalofriantes eventos comenzó a desarrollarse. Primero llegaron las buenas noticias: El 23 de marzo de 1993, seguido del dictamen de la Corte Familiar de L.A., servicios infantiles detuvo la supervisión de crianza de la hija de los Cobain. Pero seis semanas después, Cobain llegó a casa (entonces en el área de Sand Port en Seattle) temblando, enrojecido y como ido. Love llamó a la policía. De acuerdo al reporte policiaco, Cobain había consumido heroína. Mientras la madre y hermana de Cobain aguardaban cerca, Love inyectó a su esposo con buprenorfina, una droga ilegal que puede ser usada para despertar a alguien después de una sobredosis de heroína. También le dio un Valium, tres Benadryl y cuatro pastillas de Tylenol con codeína, lo que le provocó vómito. Love le dijo a la policía que este tipo de cosas ya habían pasado antes.

El 4 de junio, la policía llegó a la casa de Cobain nuevamente después de que fueran llamados por Love. Ella le dijo a la policía que Cobain había estado discutiendo sobre armas en la casa. Cobain fue procesado por asalto doméstico (pasó tres horas en la cárcel) y tres pistolas fueron encontradas y confiscadas de la casa. Una de ellas, una Taurus .380, había sido prestada a Cobain por Carlson. (Cobain recogió las armas unos meses después; fueron confiscadas nuevamente en la disputa doméstica de marzo 1994). Una fuente declaró que Cobain le dijo que la pelea había sido por su consumo de drogas.

Siete semanas después, el 23 de julio, Love escuchó un golpe sordo en el baño del hotel en Nueva York en el que la pareja se hospedaba. Cobain había sufrido una sobredosis nuevamente. Sin embargo, Nirvana tocó esa noche en el Roseland Ballroom. Pocos días después, Cobain regresó a Seattle. Un amigo dice: “Cada vez que regresaba de una gira, se volvía más y más retraído. Las únicas personas que lo veían seguido eran Courtney, Cali y Jackie [Farry, una ex niñera y asistente]”. Parecía que Cobain nunca creyó tener un problema, incluso al momento de la intervención, confirman sus amigos. Su depresión clínica había sido diagnosticada a temprana edad cuando estaba en la preparatoria, de acuerdo con Gold Mountain. “Durante los últimos años de su vida”, comenta Golberg, “Kurt visitó incontables doctores y terapeutas”. Muchos de los que fueron cercanos a Cobain confirman que el músico frecuentemente sufría cambios drásticos de humor.

“Kurt podía ser muy sociable, divertido y encantador”, dice Butch Vig, productor de Nevermind, “y media hora después, simplemente se sentaba en el rincón y se ponía de mal humor y no se comunicaba”.

El 14 de septiembre, In Utero fue lanzado. A pesar de que Cobain había jurado no hacer “más giras largas”, a menos que pudiera evitar que su dolor de estómago crónico reaccionara, la banda se fue de gira por una larga ruta de fechas en EE UU. Según las fuentes, Cobain se desintoxicó de heroína antes de la gira.

El 8 de enero de 1994, Nirvana se presentó en lo que sería su último show en Ámerica, en el Seattle Center Arena. Después, la banda se pasó el siguiente par de semanas relajándose en Seattle. Durante ese tiempo, Cobain autorizó a Geffen hacer algunos cambios en In Utero. Para que cadenas como Kmart y Walmart vendieran el álbum, lo cual las tiendas habían rechazado anteriormente, Geffen decidió quitar el collage de Cobain de modelos de fetos de la contraportada.

Geffen también cambió el título de la canción “Rape Me” a “Waif Me”, nombre que Cobain escogió, de acuerdo a Ray Farrell del departamento de ventas de Geffen. “Al principio Kurt quería llamarla “Sexually Assault Me’”, dice Farrell, “pero robaba demasiado espacio. Al final se decidió por ‘Waif Me’ porque waif (abandonar) como rape (violar) no es específico de un género. Waif representa a alguien que está a merced de la demás gente”. La versión alterada también se envió a Singapur –el único país donde In Utero fue vetado. Nirvana (sin Pat Smear, quien todavía estaba en su casa de Los Ángeles) salió de hibernación en la semana del 28 de enero y pasaron tres semanas en el estudio. El 2 de febrero, los miembros de la banda se fueron a Europa. Hicieron una parada en Francia para aparecer en un programa de TV y arrancaron la gira en Lisboa, Portugal, el 5 de febrero. Era la primera vez que Nirvana preparaba tantas fechas consecutivas en Europa. “El show fue bastante bueno”, recuerda el representante de la gira, Alex Macleod. “Pero Kurt estaba cansado; me refiero a que estábamos viajando demasiado”.

Después del rápido paso entre un puñado de ciudades francesas e italianas, Nirvana se presentó en Ljubjana, de la ex Yugoslavia el 27 de febrero y, dos días después, en Terminal Einz, en Munich, Alemania. Ese sería el último show de Nirvana. Cobain perdió la voz a la mitad de la presentación hasta el siguiente día. “Le ordenaron [a Cobain] que tomara de dos a cuatro semanas de reposo”, dice Macleod. “Le recetaron un spray y [medicina] para los pulmones al ser diagnosticado con laringitis y bronquitis severa”.

De acuerdo con Macleod, el doctor que le prescribió el spray para la gargata le dijo a Cobain: “No deberías cantar de la manera que lo estas haciendo”, lo mismo que siempre le decían. “Deberías tomarte al menos dos meses de descanso y aprender a cantar como se debe”. Y el simplemente decía: “Al carajo”.

La banda pospuso dos presentaciones más en Alemania –en Munich y Offenbach– hasta el 12 y 13 de abril y tomaron un descanso. Novaselic voló de regreso a Seattle el día siguiente para supervisar trabajos de reparación en su casa; Grohl se quedó en Alemania para participar en la grabación de un video de la película Backbeat (él toca la batería para la banda sonora); Cobain y Smear se dirijieron a Roma. La banda había realizado 15 presentaciones y tenía 23 más por hacer. Cobain decidió quedarse en Europa. El viaje en avión y el jet lag era demasiado que aguantar en su condición.

El 3 de marzo, Cobain se registró en el Hotel Excelsior de Roma. El mismo día, en una habitación de hotel de Londres, un escritor de la publicación mensual de Inglaterra, Select, entrevistaba a Love. El escritor dice que durante su plática, Love tomaba Rohypnol sin parar (un tranquilizante fabricado por Roche, quienes también hacen el Valium). De acuerdo a los farmacólogos, la droga está diseñada para tratar el insomnio. También se utiliza para tratar la ansiedad severa y la abstinencia del alcohol y como alternativa del Methadone durante el periodo de abstinencia de heroína. (Gold Mountain niega que el periodo de abstinencia fuera un problema en los casos de Love y Cobain). Conocido en algunas partes de Europa como Roipnol, la droga no está disponible en los Estados Unidos. “Mira, yo sé que esta es una sustancia controlada”, comentó Love durante la entrevista. “Lo obtuve de mi doctor. Es como el Valium”.

Según Gold Mountain, Love, Frances Bean y Cali se encontraron con Cobain en Roma la tarde siguiente. Esa tarde, Cobain envió a un mensajero para que le surtieran la receta de Rohypnol. Y ordenó champange al servicio a la habitación.

A las 6:30 de la mañana siguiente, Love encontró a Cobain inconsciente. “Intenté alcanzarlo y había sangre saliendo de su nariz”, le comentó al Select en una entrevista posterior, y agregó: “Lo he visto ponerse realmente mal antes, pero nunca lo había visto llegar a ese punto”. Al mismo tiempo, el incidente fue presentado como un accidente. Desde entonces se ha reportado que encontraron más de 50 pastillas en el estómago de Cobain. El Rohypnol se vende en paquetes de aluminio; cada pastilla se debe desenvolver individualmente. Una nota de suicidio se encontró en la escena. Gold Mountain continúa negando que sucediera ese intento de suicidio. “Se encontró una nota”, dice Billig, “pero Kurt insiste en que no era una nota de suicidio. Solamente tomó todo su dinero y el de Courtney e iba a escapar y desaparecer”.
Cobain fue llevado al Hospital Umberto I Polyclinic de Roma para ser tratado de emergencia y después transferido al Hospital Americano en las afueras de la ciudad. Despertó de su coma 20 horas después y escribió su primer solicitud en un cuaderno: “Saquen estos malditos tubos de mi nariz”. Tres días después, se le permitió salir del hospital. El doctor de Cobain, Osvaldo Galletta, dice que el cantante sufría “daño no permanente” en ese momento.

“No se escapará de mí así de fácil”, comentó Love después. “Lo seguiría a través del infierno”.
La pareja regresó a Seattle. “Lo vi [a Kurt] el día que regresaron de Roma”, dice Carlson. “Estaba bastante molesto por toda la atención de los medios”. Carlson no notó nada anormal en la salud de Cobain o su comportamiento. Como muchos de los amigos de Cobain, lamenta que ni Cobain ni nadie cercano a él le dijera que lo de Roma había sido un intento de suicidio.

Los días posteriors a la muerte de Cobain estuvieron llenos de aflicción, confusión y acusaciones para todos los involucrados. “Todos los que se sientan culpables, levanten la mano”, dijo Love a MTV la mañana siguiente que Cobain fuera encontrado. Dijo que estaba usando los jeans y calcetines de Cobain y guardaba un mechon de su rubio cabello. Según Billig, se llamó a un doctor para que se quedara con Love en todo momento. “Ella es una persona tan fuerte que puede soportarlo”, dice Craig Montgomery, quien estaba preparando una gira para Hole.

“Era difícil imaginarse a Kurt envejecer contento”, agrega Montgomery. “Por años, tuve sueños sobre este final. Lo que me extraña es lo solo e ignorado que se sentía. Fue él quien alejó a muchos de sus amigos”. Le dijo Novoselic a un periódico de Seattle que él creía que la muerte de Cobain era el resultado de fuerzas internas inexplicables: “Culpar solamente a las drogas es estúpido. . . . La dorga solamente fue una pequeña parte de su vida”.

La noticia de la muerte de Cobain fue reportada primero en KXRX-FM de Seattle. Un compañero de trabajo de Gary Smith, el eléctrico que encontró el cuerpo de Cobain, llamó a la estación con lo que él aseguró era “la noticia del siglo”, agregando: “Me van a deber muchos boletos para conciertos por esto”.

“Transmitir está información fue una decisión difícil de tomar”, dice Marty Reimer, la personalidad al aire que tomó la llamada. “No somos una estación de noticias”. La hermana de Cobain, Kim, se enteró de la muerte de su hermano por los reportes de la radio, así como su madre, Wendy O’Connor. “Ahora él ya se fue y se unió a ese estúpido grupo”, le dijo O’Connor a un reportero, refiriéndose a Jimi Hendrix, Janis Joplin, Brian Jones y Jim Morrison. “Le dije que no se uniera a ese estúpido grupo”.

Después de que Reimer llamara a Associated Press con la historia, MTV retransmitió la presentación Unplugged de Nirvana y los DJs de Seattle tomaron las ondas radiales. “Murió siendo un cobarde”, ladró uno de los DJs de Seattle en KIRO-FM, “y dejó una pequeña niña sin papá”. “Creo que ninguno de nosotros estaríamos en este lugar esta noche si no fuera por Kurt Cobain”, dijo Eddie Vedder de Pearl Jam a una multitud durante una presentación en Washington, D.C., la noche que anunciaron la muerte de Cobain. Vedder dejó a la multitud con el siguiente consejo: “No mueran. Júrenlo por Dios”. (Dos semanas después, Pearl Jam dejó a un lado los planes para una gira de verano por los Estados Unidos porque, de acuerdo al representante del grupo, Kelly Curtis, el suicidio de Cobain “drenó las fuerzas de la banda”).

Afuera de la casa de Cobain en Seattle, la tarde después de que su cuerpo fuera encontrado, Kimberly Wagner de 16 años se sentó en la pared por cuatro horas. “Sólo vine aquí para encontrar una respuesta”, dijo sollozando. “Pero no creo que pueda”.

Cerca de ahí, Steve Adams, de 15 años, estaba parado con un amigo. “A veces me deprimo y me enojo con mi madre o mis amigos, así que voy y escucho a Kurt”, declaró. “Y me pone de mejor humor. . . . Pensé en quitarme la vida hace un tiempo”.

La Clínica de Crisis de Seattle recibió cerca de 300 llamadas durente el día, 100 más de las normales. El Dr. Christos Dagadakis, director de emergencias psiquíatricas de Centro Médico Harborview, dice, a pesar de ello, que “no hubo incremento de sobredosis o intentos de suicidios en la sala de emergencias”.

No fue sino hasta el 10 de abril, después de una vigilia llevada acabo por 5 mil fans en un parque cerca de la Space Needle, que Seattle sufrió su primer suicidio posiblemente relacionado con Cobain. Después de regresar a casa de la vigilia, Daniel Kaspar, de 28, terminó con su vida con una sola bala. Los efectos de la muerte de Cobain repercutieron alrededor del globo. Al sur de Turquía, una fan de Cobain de 16 años se encerró en su cuarto, puso a Nirvana y se disparó en la cabeza. Amigos dicen que había estado deprimida desde que escuchó sobre la muerte de Cobain.

El día de la vigilia de las velas en Seattle, la familia de Cobain arregló un servicio funerario privado en la iglesia cercana, Unity Church de Seattle. El Reverendo Stephen Towles comenzó el servicio diciendo a los más de 150 invitados: “Un suicidio no es muy diferente a tener nuestro dedo en un torno. El dolor se vuelve tan grande que simplemente no puedes agauntarlo más”.
Novoselic dio una breve elegía después, recomendando a los dolientes “recuerden a Kurt por lo que era, cariñoso, generoso y dulce”. Carlson leyó versos de un poema budista. Love, vestida de negro, leyó del Libro de Job y algunos de los poemas favoritos de Cobain, “Illuminations” de Arthur Rimbaud. Contó anécdotas de la niñez de Cobain y leyó su nota de suicidio, incluyendo notas que no había grabado para la vigilia. “Tengo una hija que me recuerda demasiado a mí mismo”, escribió Cobain.

Gary Gersh, quien firmó a Nirvana cuando estaba con Geffen (ahora presidente de Capitol Records), leyó una elegía enviada por Michael Stipe. El último en hablar fue Danny Goldberg. “Creo que él habría abandonado este mundo hace muchos años”, dijo Goldberg, “si no hubiera conocido a Courtney”.

Al momento de esta publicación, ni Grohl ni Novoselic han dado su versión de la historia a la prensa, pero, junto con la familia de Cobain y Gold Mountain, establecerán una beca para estudiantes de preparatoria de Aberdeen, Washington con “talento artístico, sin importar su desempeño académico”. Los departamentos de servicios infantiles en Seattle y Los Ángeles confirmaron que no tenían a trabajadores sociales asignados para Frances Bean. Love donó todas las armas de Cobain, incluyendo la que utilizó para quitarse la vida, a Madres Contra la Violencia en América.

“Courtney se está tomando un descanso ahora”, dice Roddy Bottum. “Son tiempos traumáticos en su vida. Perdió a su esposo y hay fotógrafos hasta en los árboles”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *